¿Puede el dinero comprar la felicidad? ¿Tiene sentido? Opinion, análisis, ensayo, artículo, post

¿Puede el dinero comprar la felicidad? ¿Tiene sentido? Opinion, análisis, ensayo, artículo, post. Hasta cierto punto, si. La investigación muestra que el dinero puede comprar felicidad si se gasta en experiencias. Este es el por qué. Tal vez la satisfacción no resida en comprarme en último Iphone sino en regalar o en dar regalos cruciales a otras personas.
Al encuestar a varias culturas para determinar qué es lo que hace felices a las personas, los investigadores siguieron tropezando con el hallazgo de que tener más no equivale a ser más feliz. Y las personas que aspiran a tener más están, de hecho, menos satisfechas. Por ejemplo, cuanto más personas respaldan la afirmación "Comprar cosas me da placer", menos satisfechas están con sus vidas. Pero parece que esto solo es cierto si está gastando su dinero para comprar "cosas" en lugar de " recuerdos " .
Si se les pide a las personas que comparen directamente compras experimentales versus materiales o que simplemente escriban o reflexionen sobre una compra reciente específica, informan que la compra experiencial los hizo más felices, contribuyó más a su felicidad general, y fue "dinero mejor gastado".
¿Por qué se gasta dinero para crear recuerdos mejor gastados? Dada la creciente evidencia de que las personas obtienen más de sus experiencias que los bienes materiales, los investigadores han recurrido a la pregunta de por qué recibimos más por nuestro dinero cuando gastamos nuestro dinero en recuerdos.
Absorbiendo la experiencia. Con experiencias, podemos dar un giro positivo a nuestros recuerdos. Podemos dar un giro positivo incluso en nuestras experiencias menos pintorescas cuando las recordamos en el futuro. Las compras de materiales, por otro lado, se desgastan y ninguna cantidad de vueltas cambiará ese hecho. Las experiencias están menos sujetas a la comparación social.De hecho, las experiencias son más personales y únicas, y por lo tanto más difíciles de comparar. Las experiencias nos ayudan a crear relaciones.
La gente generalmente se involucra en experiencias con otros, mientras que comprar un nuevo par de zapatillas o zapatos, es más probable que sea una aventura solitaria. También hay un estigma asociado con ser materialista y los investigadores han descubierto que las personas tienden a preferir interactuar con otras personas que son "experienciales" que aquellos que son "materialistas".
Participar en una experiencia conjunta también puede ayudar a las personas a crear recuerdos compartidos y vínculos , solidificando las relaciones. Las buenas noticias para aquellos de nosotros que realmente queremos esos mocasines nuevos: se trata de tus intenciones.
Aunque las personas parecen tener un sentido bastante consistente de lo que cuenta como una compra experiencial (comidas, viajes, tarifas de admisión) o una compra material (joyas, ropa, productos electrónicos), los investigadores generalmente dejan que usted decida preguntándole acerca de una compra reciente hecha con la intención primaria de adquirir una experiencia de vida (experiencial) o de adquirir una posesión material (material).
Entonces esas nuevas camisas que compré podrían ser una experiencia o una compra material, dependiendo de mi perspectiva.
Y a medida que seleccione regalos para su familia y amigos esta temporada de fiestas , no tenga miedo de hacerlos experienciales. Es posible que esos tipos de obsequios no sean tan satisfactorios como para darlos en el momento dado, ya que no se pueden usar de inmediato, pero a los destinatarios les gustan mucho porque generan más satisfacción en el futuro.

Entonces, ¿por qué las personas compran un artículo más rápido que una experiencia? Las compras de materiales son tangibles. Puede pensar que las compras de materiales duran más. Las cosas materiales dejan recuerdos tangibles de la compra, mientras que las experiencias simplemente dejan recuerdos. Sin embargo, cuando realmente piensas en ello, los recuerdos pueden dejar un impacto más duradero que una colección de cosas.
Puede sentir euforia momentánea . Si bien puede experimentar una sensación de satisfacción y placer después de gastar dinero en cosas tangibles, esos sentimientos de euforia son bastante fugaces. Los artículos materiales no proporcionan una satisfacción duradera porque se adapta rápidamente a ellos, eventualmente se aburre y se encuentra obsesionado con algo más grande y mejor. Por ejemplo, los consumidores esperarán con entusiasmo durante horas, a veces incluso días, para comprar el dispositivo tecnológico más nuevo de Apple. Sin embargo, el disfrute a menudo es de corta duración ya que los modelos más nuevos se lanzan constantemente, considerando que sus compras originales están desactualizadas.
Nota: los investigadores creen que es menos probable que se adapte rápidamente a las cosas nuevas si practica la gratitud, por ejemplo, mantener un diario de gratitud o expresar sentimientos de gratitud a los demás. Querer impresionar a los demás. Querer mantenerse al día con los Guzmán puede llevar a compras innecesarias y, en última instancia, obstaculizar su felicidad. La cultura del consumidor dice que necesitas tener lo que tu vecino tenga (solo que más grande y mejor) si realmente quieres ser exitoso y feliz. Como la mayoría puede atestiguar, el juego de comparación nunca deja de producir sentimientos de derrota, inseguridad y desdicha general. Una cosa en la que la mayoría de los investigadores pueden estar de acuerdo es en que las necesidades básicas deben satisfacerse por encima de todo. También es importante obtener seguridad financiera o, en otras palabras, vivir dentro de sus posibilidades. La seguridad financiera es importante de establecer, especialmente cuando surgen situaciones desafiantes. Un estudio de 2015 publicado en Social Psychological and Personality Science descubrió que si bien el dinero no necesariamente aumenta la felicidad, sí disminuye la tristeza. Los autores sospechan que cuando se enfrentan con un problema, las personas más adineradas se sienten más en control que las personas más pobres, ya que están mejor equipadas financieramente para manejar la adversidad.
Otro desafío que enfrentan muchos consumidores es pagar deudas. Ya sean préstamos estudiantiles, deudas de tarjetas de crédito o facturas médicas impagas, la deuda puede obstaculizar su capacidad de ser feliz. Mientras que acumular ahorros es importante, los investigadores creen que pagar las deudas debería ser la primera prioridad. Argumentan que, si bien las experiencias de vida son importantes, las personas no deben maximizar las tarjetas de crédito para que suceda, ya que el estrés que inevitablemente resultará será mayor que cualquier disfrute de la experiencia en sí. En el lado positivo, sin embargo, pagar una deuda masiva mejora la salud y genera numerosos beneficios psicológicos. La administración del dinero es más importante que la cantidad de riqueza.El dinero es muy importante pero las relaciones lo son más aún. Algunos tips finales: pague por servicios que le den mas tiempo libre, es decir contrate a otros para que hagan el trabajo pesado, eso produce felicidad, calidad de vida.Gastar dinero en otros (preferiblemente estando cara a cara), implica felicidad. Tratar de impresionar a otros puede obstaculizar nuestra sensación de bienestar. Ganar más plata puede contribuir al bienestar pero solo hasta cierto punto.Eso de quererse ganar 95.000 dólares está bien, pero es relativo, tanto a gastos, cultura como entornos.
¿Puede el dinero comprar la felicidad? ¿Tiene sentido? Opinion, análisis, ensayo, artículo, post

Comentarios

Lo más visto

Cual es el origen del marketing; de donde salió, cómo apareció, mercadotecnia