¿Está muerto el marketing de contenidos? ¿Ha sido cambiado por aprender a contar historias?

¿Está muerto el marketing de contenidos? ¿Ha sido cambiado por aprender a contar historias? ¿Le dió un "patatús"? ¿Un "yeyo"? ¿Podemos revivirlo? ¿Transformarlo? Atrás quedaron los días de unir palabras clave en un artículo de 500 palabras y lograr resultados. Sin faltarle el respeto a la gente de Content Marketing Institute que han realizado un trabajo increíble para ayudar a los especialistas en marketing a comprender mejor el valor del contenido, es hora de dejar de desarrollar estrategias de marketing de contenido y comenzar a desarrollar planes sobre cómo el contenido respalda las estrategias de marketing.

Las empresas aún tienen la mentalidad de que quieren lanzar productos y promocionar sus productos. Quieren vender cómo quieren vender, y no quieren cambiar el enfoque, abordando cómo los compradores quieren comprar.
El marketing de contenido ha cambiado, y los expertos dicen que se trata de la historia. Debe reconsiderar la forma en que elabora su contenido. Establezca e ilustre los valores y la visión del mundo de su empresa, al mismo tiempo que ofrece valor a sus lectores. El valor les ayudará a formar una asociación positiva con usted como autoridad. Ser visto como una autoridad ayuda a crear una base de clientes leales que comprará o consumirá su contenido.
Aquí hay algunas formas simples en que puede modificar su plan de marketing de contenido actual para contar una historia a sus clientes.
Usted los está guiando en un viaje con usted o su empresa. Las empresas deben reconsiderar el tipo de lectores o clientes que intentan atraer. ¿Desea construir el tipo de sitio al que las personas vuelven una y otra vez por su sabiduría sobre un tema? ¿El tipo de sitio que comparten con sus amigos y colegas? Queremos ser el centro de información. Solo puede hacerlo diseccionando quién es su cliente ideal. Analice qué contenido ya están consumiendo y resuelva los problemas para ellos de una manera que sus competidores no lo hagan.
El valor es lo que les da a sus lectores una asociación positiva con usted. Genera confianza e interés. Debido a esto, vale la pena el tiempo que lleva investigar lo que ya están leyendo. Pruebe algunas ideas con la prueba de formato A / B. Preste atención a cómo se realizan esas pruebas. Usa más de lo que funciona bien. Usa menos de lo que no. Desea publicaciones más largas con más información que sea entretenida y que haga que los conceptos complicados sean simples para que los lectores comprendan.
Interactúe con su audiencia y aprende de ella. Las historias son más reales para los lectores, incluso si se cuentan en imágenes o videos. A sus lectores les gusta saber más sobre ud y cómo piensas sobre el mundo. La forma en que cuenta una historia puede brindarle ese tipo de información. Aquí es donde las palabras clave realmente pueden ahuyentar a la clientela. Desea solo palabras clave suficientes para indicar que su página está sobre el tema. Agregue otras palabras y frases relacionadas que se relacionan con el tema, pero que no sean keywords. El exceso de keywords asesina los mejores contenidos.
Los términos de búsqueda también se están volviendo más conversacionales, gracias, en parte, a asistentes de voz automatizados como el Siri de Apple. A medida que más personas hablen sus comandos de búsqueda para Siri y su equivalente de Android, las palabras clave de cola más larga sonarán como una conversación. Puede configurar su contenido para el futuro haciendo un poco de ambos con su contenido. La autenticidad es otro núcleo de la narración de historias para el éxito de la marca. No sea imitador o "copión", ¡los lectores lo sabrán! Actúe de la misma manera que se comporta cuando escribe su contenido. Los lectores nunca tendrán que preguntarse quién es en realidad. Esto ayuda a generar confianza en ud como alguien con quien se puede contar. Esta percepción se extiende a la forma en que su público se siente con respecto a sus productos o servicios.

Comentarios

Lo más visto

Cual es el origen del marketing; de donde salió, cómo apareció, mercadotecnia